Recomendaciones a seguir si quieres prevenir la miopía en tus hijos

Los especialistas debemos jugar un papel relevante a la hora de señalar las posibles problemáticas, de incentivar la prevención

Tres de cada diez niños españoles han tenido su primer regalo relacionado navideño relacionado con las pantallas…. a la tierna edad de 4 años. Así lo afirma el estudio «Las pantallas y los niños en Navidad» publicado por Multiópticas. «La realidad es que los niños crecen y se desarrollan en un ambiente puramente digital y de que casi todos los aspectos de su vida están relacionados con las pantallas, y es normal que muchos hayan elegido en sus cartas los dispositivos con pantalla como anhelado compañero de juegos», reconoce José María Herce, óptico optometrista. A su juicio, «es indudable que este es el futuro y no se puede luchar contra él, pero por esto mismo es necesario monitorizar el uso que hacen nuestros hijos de las pantallas para que, de alguna manera, tengamos el control tanto del uso como de la forma de consumo de los dispositivos. Los especialistas debemos jugar un papel relevante a la hora de señalar las posibles problemáticas, de incentivar la prevención y el uso responsable de las pantallas, sobre todo entre los más pequeños», advierte.

El tiempo de consumo

El exceso de uso parece ser una de las cuestiones que más preocupa a las familias. Según el informe de Multiópticas, casi un 88% de progenitores expresa su inquietud por el excesivo rato que pasan sus hijos delante de una pantalla. Y de las tres horas de media que los niños están delante de una pantalla, los padres encuestados consideran que debería reducirse a la mitad en los días laborables y no llegar a las tres horas los fines de semana, pasando a considerar otras alternativas de ocio relacionadas con estar jugando o al aire libre. Sin duda, corrobora Herce, «entre semana no deberían estar tres horas, sino una hora, hora y media como máximo. Durante los los fines de semana se podría ampliar un poco más, pero siempre compaginando con actividades al aire libre, siempre eque el tiempo lo permita. De alguna forma, monitorizar el consumo para el público infantil, más sensible y con el ojo todavía en formación», insiste.

Problemas de visión

«El hecho de que, cada vez más, los menores trabajen más la vista estando expuestos a la influencia de las pantallas y pasen menos tiempo al aire libre está favoreciendo la aparición de afecciones oculares como la miopía», prosigue el doctor Manuel Díaz Llopis, Catedrático de Oftalmología de la Universidad de Valencia. «Por este motivo es fundamental concienciar a los padres de la importancia de las revisiones visuales, sobre todo, teniendo en cuenta de que hablamos de la salud visual de un niño, de incentivar las actividades al aire libre y de controlar los tiempos de exposición a la tecnología en su tiempo de ocio», añade.

Estas indicaciones, concluye Herce, van en línea con la idea de que tanto niños como adultos deberían hacerse revisiones oftalmológicas cada 6 meses por el uso que hacemos de la tecnología. «Cada vez hay más niños miopes, y así lo señalan los datos. Es necesario hacer una labor de prevención para que, si hay un problema, cuanto antes lo localicemos y lo podamos solucionar, mejor».

Noticias recientes

    Tweets recientes